Desarrollar la autosuficiencia espiritual y temporal 

    A fin de superar las tentaciones que afrontamos a diario, cada uno de nosotros deberá aumentar nuestra fe y confianza en el Señor. El Salvador nos invita a todos a actuar, a ser independientes y a llegar a ser como Él es. Él nos ayudará. Él ha prometido: “Y es mi propósito abastecer a mis santos, porque todas las cosas son mías. Pero es preciso que se haga a mi propia manera” (D. y C. 104:15–16). Su manera incluye el aprender y vivir los principios de la autosuficiencia.

    Acciones para alcanzar la visión del área

    • Vivir la ley del ayuno y ser generosos con nuestras ofrendas para ayudar a nuestros pobres y necesitados
    • Guardar la ley del diezmo para “abrir las ventanas de los cielos” 
    Mujer horneando pan

    Preguntas para reflexionar 

    • ¿De qué manera afectará mi fe en Jesucristo en mi autosuficiencia espiritual y temporal?
    • ¿Por qué desea nuestro Padre Celestial que asumamos responsabilidad personal sobre nuestras vidas? ¿Estoy actuando por mí mismo o permito que se actúe sobre mi?
    • ¿Cómo puedo prepararme para ser autosuficiente en el aspecto económico? 
    • ¿Qué pudo hacer para guardar la ley del ayuno y del diezmo? ¿Qué bendiciones se prometen al guardar estas leyes? 
    • ¿A quién he brindado servicio en la última semana? ¿A quién puedo prestar servicio esta semana?

    Escrituras

    Recursos para la implementación


    “La independencia y la autosuficiencia son indispensables para nuestro progreso espiritual y temporal. Cada vez que nos pongamos en situaciones que amenacen nuestra autosuficiencia, descubriremos que también amenazaran nuestra liberta. Si aumentamos nuestra dependencia en algo o alguien que no sea el Señor hallaremos una inmediata disminución en nuestra libertad de actuar.”

    L. Tom Perry