Poligamia: lo que realmente creen los Santos de los Últimos Días 

    Miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días practicaron la poligamia entre 1840 y 1890. Hoy en día, la Iglesia afirma que el matrimonio entre un hombre y una mujer es el estándar que Dios ha establecido para el matrimonio. 

    Templo Mormón de Salt Lake fotografiado desde una puesta de sol.
    Templo Mormón de Salt Lake fotografiado desde una puesta de sol.

    ¿Por qué algunos de los primeros miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días practicaron la poligamia? 

    A mediados de la década de 1800, algunos líderes y miembros de la Iglesia recibieron el mandato de Dios para practicar la poligamia o el matrimonio entre uno hombre y más de una mujer. Y si bien, aunque no todas las razones de este mandato son claras, algunas son entendibles. Por ejemplo, el Libro de Mormón enseña que un hombre debería de tener solo una esposa a menos que El Señor mande a Su pueblo a “levantar posteridad para [Él]” (Jacob 2:30). La práctica del matrimonio plural por parte de los primeros Santos de los Últimos Días llevó a un aumento en el número de niños nacidos bajo el convenio del Evangelio. 

    Los primeros Santos de los Últimos Días también creían que el establecimiento de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días también incluía una restauración de los antiguos principios y prácticas, como se enseña en la Biblia, donde se demuestra claramente que varias figuras bíblicas prominentes, incluyendo Abraham, Isaac, Jacob, Moisés y Davis; practicaban la poligamia. 

    Sin importar las razones, los primeros Santos de los Últimos Días que practicaron la poligamia creían que estaban siguiendo un mandamiento de Dios y que serían bendecidos por su obediencia. 

    ¿Cómo era la poligamia para los primeros Santos de los Últimos Días? 

    Cuando José Smith introdujo por primera vez la práctica de la poligamia en miembros seleccionados de la Iglesia, se les pidió que la mantuvieran en secreto. Varios hombres, incluyendo José Smith, se mostraron renuentes a tomar otra esposa hasta que recibieron la confirmación de Dios de que era Su voluntad. A medida que se difundieron las noticias de la práctica, surgió una oposición feroz y persecución por parte de los no miembros. Algunos miembros de la Iglesia rechazaron la práctica y abandonaron la Iglesia. 

    Sin embargo, muchas familias polígamas eran felices, cálidas y amorosas. Más tarde, cuando la poligamia se practicó abiertamente, las mujeres que habían estado en los primeros matrimonios polígamos defendieron la práctica y a José Smith.

    Es importante destacar que las mujeres no fueron forzadas al matrimonio. Ellas eran libres de elegir a sus esposos, rechazar propuestas o permanecer solteras. El divorcio y contraer matrimonio nuevamente estaba permitido para aquellos hombres y mujeres involucrados en un matrimonio infeliz. 

    Muchos fieles miembros de la Iglesia no practicaban la poligamia. En 1857, aproximadamente la mitad de las personas viviendo en el territorio de Utah formaban parte de una familia polígama, como esposos, esposas o hijos. Para 1870, ese número se redujo alrededor de 25 a 30 % y, en los próximos 20 años, los matrimonios plurales decrecieron significativamente. 

    ¿Los mormones creen en la poligamia hoy en día? 

    En 1890, el presidente de la Iglesia, Wilford Woodruff, fue inspirado por Dios para emitir una declaración que llevó al fin de la práctica de la poligamia dentro de los miembros de la Iglesia. En la actualidad, la poligamia está estrictamente prohibida y Gordon B. Hinckley (1910-2008), ex presidente de la Iglesia, explica la postura:  

    “Deseo exponer categóricamente que esta Iglesia no tiene absolutamente nada que ver con la gente que practica la poligamia…”

    “Si a alguno de nuestros miembros se le sorprende practicando el matrimonio plural, se le excomulga, que es la pena más seria que la Iglesia puede imponer. Los que lo hacen no sólo contravienen directamente la ley civil, sino que quebrantan la ley de esta Iglesia. Uno de nuestros Artículos de Fe es irrevocable para nosotros y dice: “Creemos en estar sujetos a los reyes, presidentes, gobernantes y magistrados; en obedecer, honrar y sostener la ley” (Artículo de Fe N12). No es posible obedecer la ley y desobedecerla al mismo tiempo…”

    “Hace más de un siglo, Dios reveló claramente a Su profeta Wilford Woodruff que la práctica del matrimonio plural debía suspenderse, lo cual significa que ahora está en contra de la ley de Dios. Incluso en los países en los que la ley civil o la ley religiosa permite la poligamia, la Iglesia enseña que el matrimonio debe ser monógamo y no acepta entre sus miembros a los que practican el matrimonio plural” (“¿Qué Pregunta La Gente Acerca De Nosotros?” Ensing, nov. 1998, 71-72).

    ¿Qué creen los mormones sobre el matrimonio y la familia? 

    Los mormones creen que el matrimonio entre un hombre y una mujer es una parte importante del plan de Dios para Sus hijos. Para aprender más sobre qué creen los mormones sobre el matrimonio y la familia, visita ComeUntoChrist.org