Cómo es el matrimonio de los Santos de los Últimos Días

    El matrimonio y la familia son partes esenciales del plan de Dios para Sus hijos. Conoce más sobre cómo y dónde se casan las parejas y cómo es su vida después del matrimonio. 

    Matrimonio mormón
    Una nueva familia comienza cuando un hombre y una mujer se casan. Las relaciones familiares se fortalezcan con la devoción a Jesucristo.

    La importancia del matrimonio y la familia 

    Miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, a veces llamados mormones, creen que el matrimonio entre un hombre y una mujer es una parte vital del plan de Dios para Sus hijos.

    Las familias también son la base de la sociedad y de la Iglesia, por lo que una familia con una madre y un padre que están casados, se apoyan mutuamente como socios iguales y crían a sus hijos con amor y paciencia; hacen del mundo un lugar mejor. Además, este tipo de relaciones no tienen que terminar con la muerte, de hecho, pueden durar para siempre. 

    Matrimonio en el templo 

    Los matrimonios realizados en los templos de Los Santos de los últimos Días pueden continuar después de la muerte y durar por toda la eternidad, ya que estas parejas hacen un pacto o prometen a Dios amarse, cuidarse unos a otros y seguir Sus mandamientos. A este matrimonio también se le conoce como sella miento, debido a que se sella a una pareja y una familia para siempre. Asimismo, los niños nacidos de parejas casadas en el templo son automáticamente sellados a sus padres por la eternidad. 

    Para recibir esta bendición, los esposos deben mantener su pacto y permanecer fieles entre sí y con Dios a lo largo de sus vidas.

    Para casarse en el templo, tanto el esposo como la esposa deben ser miembros fieles de la Iglesia. Aunque el matrimonio con personas que no son miembros de la Iglesia están permitidos, estos no pueden efectuarse en el templo. 

    Matrimonio fuera del templo

    Existen varias razones que pueden hacer que los fieles Santos de los Últimos Días no puedan casarse en el templo, las más comunes son porque viven muy lejos de uno o porque las leyes locales exigen que las parejas estén casadas por el gobierno. En estos casos, las parejas pueden casarse bajo la autoridad legal y luego sellarse en el templo, tan pronto como sea posible. 

    De esta manera, cualquier pareja que se haya casado fuera del templo, puede prepararse para ser sellada posteriormente y vivir de acuerdo a los mandamientos de Dios. 

    Muerte y divorcio

    No todos los matrimonios duran tanto como la pareja había esperado. Algunos terminan temprano con la muerte de un compañero, mientras que otros en divorcio. No obstante, para ambas opciones están permitidos los nuevos matrimonios, aunque son un poco más complicados para aquellos que se habían casado en el templo.

    Por ejemplo, antes de que una persona divorciada pueda casarse en el templo con otro cónyuge, debe recibir el permiso de los líderes de la Iglesia y, a menudo, se debe cancelar el precintado anterior.

    ¿Cuál es la importancia?

    Entender lo importantes que son las familias para Dios y el hecho de que puedan estar juntas para siempre, proporciona una nueva perspectiva sobre ellas. El matrimonio se vuelve menos sobre la felicidad personal y más sobre la construcción de una familia basada en la fe en Dios. El esposo, la esposa y los hijos trabajan en conjunto para crear una familia que quiere estar unida para siempre.

    ¿Cómo puedo aprender más? 

    Para obtener más información sobre el matrimonio y el plan de dios para ti y tu familia, visita ComeUntoChrist.org