Saltar navegador principal
PÁGINAS LOCALES DE MÉXICO | LIAHONA JUNIO 2018

Los jóvenes trabajan en la obra de salvación 

Después de que se anunciara en este año que los hombres jóvenes, en el oficio de presbítero, y las mujeres jóvenes podrían participar del gozo de trabajar en el bautisterio de los templos, los líderes de las diferentes estacas en México comenzaron a organizarse para ayudar a la juventud a comprender las bendiciones y responsabilidades que esto implica al trabajar en esta sagrada obra.

            El élder Richard G. Scott del quórum de los Doce Apóstoles enseñó a los jóvenes: “¿Deseas una forma segura de eliminar la influencia del adversario en tu vida? Dedícate a la búsqueda de tus antepasados, prepara sus nombres para las sagradas ordenanzas vicarias del templo y después ve como representante para recibir por ellos las ordenanzas del bautismo y del don del Espíritu Santo. A medida que crezcas, podrás también ser partícipe de recibir las demás ordenanzas. No puedo pensar en una protección mayor contra la influencia del adversario en tu vida”1

Jóvenes del barrio Fresnos en el Templo de Tampico Tamaulipas

            Siguiendo esas enseñanzas, en el barrio Fresnos de la estaca Benito Juárez, en San Luis Potosí, Luis Ángel Gómez Cárdenas, un joven de 13 años, fue llamado como consultor de genealogía. A pesar de su corta edad tomó su llamamiento con toda responsabilidad, ánimo y fe. Durante cuatro años Luis Ángel se esforzó y dirigió sus acciones en busca de alcanzar logros importantes: “Me propuse metas, siempre cada vez más grandes con la ilusión de seguir mejorando cada día como consultor y persona; entendí que cada uno de nosotros somos un instrumento en las manos del Señor”. Al ayudar a quienes han pasado el velo, Luis Ángel ha adquirido un testimonio firme de la obra del templo y ahora nos invita a participar en ella: “Hagamos de la historia familiar una prioridad, aprovechemos nuestros días al máximo, ayudemos a los que han muerto y ellos nos ayudarán”.

Jóvenes del barro Satelite asisten al templo

Los frutos de la labor de Luis Ángel y los demás jóvenes de los barrios de su estaca son muy valiosos. Después de trabajar arduamente para llevar nombres al templo de Tampico, los hombres y mujeres jóvenes del barrio Juárez llevaron 80 tarjetas y los del barrio Fresnos llevaron 400 tarjetas, de las cuales 150 eran de Luis Ángel. Ellos aún siguen con ese gran esfuerzo y ya se preparan para llevar 600 nombres en su próxima visita.

          La manera en que sirven los jóvenes de México en esta gran obra es maravillosa, su entusiasmo, habilidades y conocimientos son una bendición tanto para los vivos como para los que ya han muerto. La juventud escucha las enseñanzas de los profetas y las siguen, son un ejemplo de fe, perseverancia y obediencia; y al igual que ellos, todos los que lo hagan recibirán ayuda y serán bendecidos: “Esta obra es una obra espiritual, un empeño monumental de cooperación de ambos lados del velo donde hay ayuda en ambas direcciones. Sea donde sea que te encuentres en el mundo, con oración, fe, determinación, diligencia y algo de sacrificio, puedes prestar una gran contribución. Comienza ahora. Te prometo que el Señor te ayudará a encontrar el camino y que te sentirás maravillosamente”2.

Jóvenes del barrio Fresnos asisten al Templo de Tampico Tamaulipas

Notas

  1. Richard G. Scott, “El gozo de redimir a los muertos”, Conferencia General, octubre 2012.
  2. Ídem.