PÁGINAS LOCALES DE MÉXICO | LIAHONA JULIO 2018

    Las entrevistas de ministración

    Jesucristo y sus discípulos

    ¿Qué es una entrevista de ministración?

    Es una reunión de la pareja ministrante con su respectivo líder del quórum del sacerdocio de Melquisedec o líder de la sociedad de socorro. La entrevista de ministración es más que un reporte acerca de las circunstancias de las personas y las familias, antes bien, es una oportunidad para valorar juntos, con la guía del Espíritu, las acciones que deben realizarse para asistir, ayudar, consolar y servir a la manera del Señor. La entrevista es la manera de invitar al Espíritu para que nos guíe y revele qué hacer en diversas situaciones para apoyar, tal como el Señor lo haría, a cada uno de Sus amados hijos e hijas.

    ¿Cuál es el propósito de una entrevista de ministración?

             El presidente Russell M. Nelson ha enseñado que el propósito de estas entrevistas es coordinarse para conocer a las familias y sus necesidades de manera general e individual. Este tipo de entrevista es fundamental para detectar las necesidades que requieren de ayuda inmediata o a mediano plazo y para planear la asistencia que se brindará. En estas entrevistas los líderes reciben valiosa información sobre cada persona y familia, lo cual les ayudará a ministrar de manera más eficaz a cada oveja del rebaño. Además, por medio de estas entrevistas se invita al Espíritu para que al momento de ministrar, los hermanos y hermanas tengan la guía y fortaleza espiritual para enseñar, testificar, amonestar, exponer, exhortar, invitar, consolar y fortalecer a cada familia asignada a ser ministrada.

    ¿Cómo se realiza una entrevista de ministración?

             Se aconseja que la entrevista se realice en persona, aunque, de acuerdo con las circunstancias, puede hacerse a través de una llamada telefónica o en una conversación en línea. Hasta donde sea posible, en esta entrevista de ministración deben participar ambos compañeros de la pareja ministrante. A través de estas entrevistas se elimina la 'obligación' de dar un reporte acerca del número de visitas realizadas, pues ahora el esfuerzo de llevarlas a cabo ayudará al progreso espiritual de cada ministrante.