PÁGINAS LOCALES DE MÉXICO | LIAHONA AGOSTO 2018

    Aprender para enseñar

    Jóvenes en clase de seminario

    Emiliano Pech, Mile Pech y Adán Poot son jóvenes en edad de seminario, actualmente ellos pertenecen a la Estaca Kabah en Cancún Quintana Roo. Como muchos jóvenes en nuestro país, se esfuerzan por llegar a su clase de seminario a las 5:00 am, aunque en muchas ocasiones resulta bastante difícil, su fe les ayuda a perseverar cada día. Asimismo, los padres de Emiliano, Mile y Adán los impulsan a seguir adelante para ser obedientes y andar correctamente delante del Señor. 

                En este año, durante su curso del Libro de Mormón, los jóvenes aprendieron acerca del infinito y eterno sacrificio expiatorio de Jesucristo, mediante el cual las personas pueden arrepentirse y ser salvas. Estudiar el Libro de Mormón les ha permitido reconocer una de las grandes promesas del Salvador. Adán Poot aprendió que “podemos arrepentirnos y recibiremos protección para que el enemigo no nos vuelva a engañar”.

                Al conocer estas promesas los jóvenes tienen el deseo de compartirlas con las personas que les rodean, se sienten entusiasmados por hacerles saber lo maravilloso de tener la guía y protección del Creador de todas las cosas. Mientras comparten esas verdades su testimonio se fortalece, han aprendido a ser más agradecidos por sus bendiciones y recuerdan cada día el amor del Salvador.

                Además, asistir a seminario les ha permitido establecer amistades duraderas que les ayudarán a mantenerse fieles, pues tener amigos que se esfuerzan por vivir las mismas normas nutre su espíritu y fortalece su hermandad. 

                Estudiar el Libro de Mormón ha hecho recordar a Emiliano, Mile y Adán la necesidad de ayudar a otras personas a conocer las promesas que a ellos les hacen felices, las cuales les ayudarán a regresar a la presencia del Padre Celestial.