Conoce a los misioneros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

    Los jóvenes bien vestidos que vez caminando en pareja con etiquetas que contienen su nombre, son miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Ellos han elegido dedicar un año y medio o dos de sus vidas para servir a otros, enseñando a las personas acerca de Jesucristo. 

    Los misioneros pasan su tiempo sirviendo a otros, enseñándoles sobre el evangelio de Jesucristo.

    Curiosidades acerca de los misioneros 

    Si eres de las personas que han oído hablar sobre los mormones, posiblemente tengas curiosidad por saber quiénes son realmente. Muchas personas no saben que el nombre oficial de la Iglesia es La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y, por lo general, la malinterpretan como una religión estadounidense cuando, en realidad, existen millones de miembros de la Iglesia en todo el mundo y decenas de miles de misioneros trabajando en todo el planeta. Ellos adoran a Jesucristo y lo consideran Su Señor y Salvador. 

    Es muy probable que haya miembros y misioneros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en tu país, e incluso en tu ciudad. Si ves alguna pareja de hombres jóvenes o mujeres jóvenes utilizando gafetes con sus nombres, existe la posibilidad de que sean misioneros de la Iglesia. 

    ¿Quién sirve como misionero de La Iglesia de Jesucristo? 

    Más de 70,000 misioneros a tiempo completo están sirviendo en misiones para La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. En su mayoría, son miembros regulares de la Iglesia, formados principalmente por jóvenes menores de 25 años que prestan servicio en más de 400 misiones en todo el mundo. Los misioneros de la Iglesia de Jesucristo son voluntarios de tiempo completo, no remunerados, que han decidido ser siervos de Jesucristo. 

    Los misioneros trabajan con un compañero del mismo género durante su misión, con la excepción de las parejas, quienes trabajan con su cónyuge. Además, los hombres solteros sirven en misiones durante dos años mientras que las mujeres solteras lo hacen durante 18 meses.

    Los misioneros están asignados para trabajar en varias áreas y son enviados únicamente a países donde los gobiernos permiten que la Iglesia opere. Ellos no solicitan su área de asignación, por lo que no pueden saber de antemano si se les pedirá que aprendan un idioma. 

    Si lo has notado, todos los misioneros llevan gafetes, los cuales incluyen tanto el nombre del misionero como “La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”. Asimismo, algunos andan en bicicleta, otros conducen, caminan o simplemente toman el transporte público. 

    ¿Cómo es el día de un misionero?

    Los misioneros suelen trabajar en parejas y a veces en grupos de tres, que son llamados “compañeros”. Viven juntos y trabajan juntos, puesto que ser misionero es un trabajo duro. 

    Sus horarios varían dependiendo de la cultura del país en donde sirven. Sin embargo, hacen el mismo tipo de cosas, aunque tienen la opción de realizarlas en diferentes momentos del día. 

    Un día típico de un misionero incluye levantarse temprano para rezar y hacer ejercicio. Posteriormente, estudiar la Biblia, el Libro de Mormón y otros recursos de la Iglesia. Si los misioneros se encuentran en un país con un idioma diferente a su idioma natal, también deberán dedicar tiempo a aprender el idioma del país que los recibe. En el resto del día, hacen la parte más importante de su trabajo como misioneros: enseñar a la gente acerca de Jesucristo y Su evangelio, así como servir a los demás. Después de un duro día de trabajo, regresan a su casa y se preparan para el día siguiente.

    ¿Por qué los misioneros hacen obra misional? 

    Los misioneros de la Iglesia aman a Dios y a sus semejantes. No reciben ningún pago por su servicio y creen sinceramente que Dios ama a Sus hijos y desean aprender de Él. Quieren ayudar a las personas a encontrar el significado, el propósito y la dirección de sus vidas, por lo que están dispuestos a ayudar a las personas a sentir la alegría que se deriva de guardar los mandamientos de Dios. 

    Haz clic aquí para solicitar una visita de los misioneros.