Saltar navegador principal

El tiempo ha llegado

Familia

Visión

El tiempo ha llegado para que busquemos las bendiciones que han sido prometidas por los profetas antiguos y modernos. Al hacerlo, ayudaremos al firme establecimiento del reino de Dios en nuestra nación y llegaremos a ser una luz para otras naciones de la Tierra.

Acción

Para lograr las bendiciones prometidas, aumentaremos nuestra fe en Jesucristo y haremos los sacrificios necesarios para ser autosuficientes espiritual y temporalmente al:

  • Cuidar a nuestros pobres, ayunando fielmente, siendo generosos con nuestras ofrendas de ayuno y abriendo las ventanas de los cielos mediante el pago de un diezmo íntegro.

  • Ayudar a otros a recibir las bendiciones del Evangelio restaurado, invitándoles a venir a Cristo al participar con nosotros en actividades familiares, de la Iglesia y en la obra del templo.

  • Deleitarnos semanalmente en el día de reposo para conservarnos más limpios de las manchas del mundo mediante nuestra participación digna de la Santa Cena y el servicio a nuestro prójimo.

Promesa

Al aumentar nuestra fe, fidelidad y obediencia, creceremos en unidad y amor; nuestra prosperidad aumentará y edificaremos Sión; nos mantendremos limpios de las manchas del mundo y el Espíritu Santo nos ayudará a saber cómo enfrentar los retos diarios; nuestros hogares serán un refugio y nuestras familias serán protegidas de los azotes del mundo. De esta manera estaremos preparados para establecer firmemente el reino de Dios en nuestra nación y llegar a ser una luz para otras naciones de la Tierra.