Saltar navegador principal

Aumentar nuestra fe en Jesucristo

Jesucristo

Una de las acciones del Plan de Área 2017 nos invita a:

Deleitarnos semanalmente en el día de reposo para conservarnos más limpios de las manchas del mundo mediante nuestra participación digna de la Santa Cena y el servicio a nuestro prójimo.

Al referirse al día de reposo, el Señor utilizó la palabra “delicia”, la cual nos hace pensar en una experiencia profunda, gozosa y significativa, y puede vivirse en este día especial, al prepararnos para ello. Si tuviera la oportunidad de ser invitado a cenar con el Señor Jesucristo ¿qué arreglos haría para tener un encuentro con Él?¿cómo se prepararía para ese sagrado momento?

En esta edición revisaremos juntos la invitación del Plan de Área 2017, relacionada con nuestra observancia del día de reposo, para seguir la admonición del Señor: “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré y cenaré con él, y él conmigo”. ¿Estamos listos para abrir la puerta al Señor cada domingo durante la reunión sacramental sin distractores que interrumpan nuestra conversación con Él?

En la Conferencia especial para México, de noviembre de 2016, el presidente Russell M. Nelson, explicó que “lo que ustedes hacen en el Día de Reposo es una señal entre ustedes y nuestro Padre Celestial de su respeto hacia Él”. Al ser los invitados principales a la Cena del Señor y renovar los convenios que hemos hecho con Él, podremos disfrutar las bendiciones que provienen por honrarle en Su día, lo cual nos habilitará para ser mejores instrumentos de Sus manos y servir a los demás.

Editores de las Páginas Locales